• Cabeza

    Òleo
    49×67 cm
    Vendida

  • Cabeza

    Òleo
    49×67 cm

Bio

Agustín Alamán (1921- 1995) vino de España en 1955 después de un azaroso periplo. Nacido en Tabernas de Isuela, Aragón, emigró a Francia en 1939 durante la guerra civil española y soportó años terribles en los campos de concentración y, radicado en Alés, comenzó a pintar en forma autodidacta. En 1948 se vinculó a la sociedad artística Art Cévenol y participó en varias exposiciones colectivas en la mencionada institución, y en otra de pintores refugiados españoles en Toulouse, con participación de Picasso, hasta 1954 . Un año más tarde se encontró en Montevideo, se dedicó a trabajar en la industria de la construcción para sobrevivir e hizo su primera exposición individual en la Librería Alfa del editor Benito Milla. Eran cuadros inscriptos dentro de la pintura abstracta, de pequeño formato, donde la materia fluida y el grafismo intencionado anunciaban un errático aliento romántico-expresionista. La gran exposición de Víctor Vasarely, el maestro del arte cinético, en 1958, en el Centro de Artes y Letras, ejercerá una gran influencia, provocando un vuelco sustancial en su obra. Asimiló correctamente el canon geométrico hasta obtener una depurada técnica, en lo que puede considerarse un período feliz, con hallazgos personales, a la altura de los uruguayos José P. Costigliolo, María Freire y Antonio Llorens, pioneros, como los madí, de esa tendencia.